viernes, 22 de noviembre de 2013

Luna suave

Luna tenue,
silencia el trajín constante
que durante el día
cautivó la lomada.

Entre las puertas
y las ventanas,
vidas completas,
poco a poco se apagan,
poco a poco se mueren,
poco a poco se callan.

Humeantes todavía,
en tierras de Morfeo
germinan la semilla
que florecerá mañana,
al cálido despertar,
con trinos y cortejos.

Columbia,
la blanca paloma,
conoce los entresijos
de aquel barrio,
que la vio nacer,
muda sin embargo,
deja pasar los instantes,
los oscuros secretos,
que entre vecinos
todos saben,
y nadie quiere dejar ver.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Dulce pausa

En la bahía,
la dulce luz caramelo rezuma quietud.
Bañada,
así se encuentra la costa de Santiago el gomero,
entre brisa suave y mar en calma.

Podría,
podría quedar dormido durante un milenio
mirando el horizonte,
suavizando sufrimiento y mala saña,
entregándolos a líneas tempranas.

Mis sueños,
se abrazarían a las damas engalanadas,
de azul inmenso.

Mis pesadillas,
se sumergirían quedando mudas
ante el negro abismo.

Mis ansias vendrían corriendo,
pero suaves, terciopelos,
sin agobios ni celos,
sin rabia que arrebatase
la solemnidad del momento,
perenne instante,
vida al completo.

Como Jonay con Gara
yo esperaría paciente,
a que día y noche se acabaran.
Que el fuego se helase
o se agotase el agua.

Aprender el caminar del tiempo
es un don maltrecho,
en días de no guardar,
de todo nuevo,
días rápidos como destellos,
pero la pausa y el silencio,
son saberes que bebimos
de nuestros ancianos ancestros,
conservados con celo,
en paños de lino hueso.

Estas líneas, estos versos,
escritos sin remedio
a los ojos que han regalado
este sosiego,
aquellos que durante años
acompañaron mis pasos,
aún en distancia,
y que por suerte o por gracia ,
en futuros lejanos,
se cruzarán con mis deseos más fuertes,
y mis más vivos anhelos.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Retrato de los miserables

Cuanto a ustedes corresponde, lo mejor es callarse. Entre las porquerías anda la cosa. Sus blasfemias, esas que visten como ropas de gala, desprenden un hedor insoportable. Así que se maquillan día tras día con sus éxitos cotidianos, o más bien, con la mutilación constante de quien se encuentra a su lado. Sí es su mujer, o marido, o compañero alguno, le aniquilarán lentamente hasta que a su lado se encuentre un maniquí absorto, en coma, pensando qué hizo mal en su vida para tan dura tortura. Si son sus hijos, cargarán todas sus frustraciones sobre ellos, exigiéndoles lo que nunca a ellos se exigieron. Si son compañeros de trabajo, con cada triunfo suyo, deberán jactarse, si es del vecino, deberán menospreciarlo. Querrán llegar a ser como sus jefes, para tratar a las personas a su cargo, peor todavía de lo que a ellos les trataron. ¿Saben ustedes lo que es trepar? Pues es deporte nacional entre la calaña. Esperan poder vengarse, pagando con quien no tuvo la culpa, de las tropelías sufridas. Pero sin embargo, si en el momento alguien se ofrece a combatirlas, serán denunciados y criticados por los funestos.

Su vil estampa, tornará día a día más negra, convirtiéndose en la vejez más absoluta y escalofriante. Esa que impide las ganas de vivir. Jamás, y digo jamás, pues lo creo, disfrutarán de las cosas que les lleguen. Sin embargo, envidiarán a todo aquel que en sus proximidades lo haga. Inventarán si acaso historias, para desprestigiar a las personas felices, pues no comprenden que puedan serlo. Serán capaces de vivir la vida de los demás, metiéndose en cada uno de los rincones más privados, con tal de no tener que vivir la suya propia. Eso, en mi pueblo, se llama vacío.

Sigamos pues describiendo a los individuos objeto de estudio. Nunca serán capaces de mostrar primero su opinión ante ningún debate, siempre esperaran a la voz cantante, para arrimarse a su sombra, pues no vaya a ser, que la tempestad les toque. Pálidos, grises, hasta en sus ropas, hasta en sus sueños. ¿Sueños? Pesadillas, o quizá ni eso, pues deberían emocionarse con algo. Suelen renegar de emociones, de las fuertes aún más. Contemplan el sexo como algo sucio, criticando cualquier práctica de cara a la galería y cometiendo,  las peores barbaridades de puertas a dentro. 

El pesimismo es reinante entre las huestes de los lúgubres de espíritu. Jamás podrán ver el lado positivo, sobre todo si están hablando de las circunstancias de otra persona. Todo serán miedos, malas palabras. Todo será turbio y escabroso. No podrán fiarse nunca de nadie y por lo tanto, no podrán amar.
¿Amor? Esa palabra es muy grande, para todos, sí, pero para ellos es inmensa. Para poder amar, hay que conocer la empatía, comprender, solidarizarse, admirar, compartir, todo ello, acciones impensables en el mundo de los grises.

Para despedirme, quiero dedicarle unas palabras al ejército desmoralizador que campa a sus anchas, en las lindes del mundo. Señoras, señores, vivan, respiren, sientan, sueñen, amen. Dejen detrás las envidias y los miedos y cojan de la mano a sus vecinos, acaricien, besen, griten, y manifiéstense. No estén, ¡molesten! Destaquen por algo, que no sea el cotilleo, que no sea la conjura. Hablen alto y claro, no murmurando improperios. Miren al frente y sonrían. Entreguen el pecho abierto para que les lleguen las cosas sin impedimentos. Compartan! Vistan de colores y sean escandalosos. Opinen. ¡¡¡Vivan, vivan, vivan!!!


Dedicado a todos aquellos que sufren a la masa abominable que embadurna todo.  

domingo, 27 de octubre de 2013

Crisantemo

Marchitándose lentamente el crisantemo,
se pregunta el porqué jamás cayó en tierra fértil.
¿Por qué tuvo siempre que pelear
por los dorados rayos de Sol?
¿Por qué forcejear
con los cardos y los cantuesos?
Agobiado por su maceta,
decidió caerse del tiesto,
salir por la ventana
y gritar al viento.
Pero nadie vio caer las lágrimas,
nadie escuchó su lamento.

Una vez más salir
y una vez más huyendo,
en la búsqueda de la calma,
del dolor del pecho.
Las raíces amputadas,
por tanto trasplante mal hecho,
no conseguían ya agarrar,
en ninguna arena
de ningún terreno.

Condenado como planta en un barco.
Aislado del mundo,
siempre navegando,
el crisantemo miró al cielo.
Allí divisó al halcón contento.
Y el halcón susurrando le dijo:

-Recuerda crisantemo,
eres una flor frágil
que no se hizo para el destierro,
deberás echar púas, 
ganchos y venenos,
ser salvaje como yo
y que te tengan miedo. 
Así son las leyes del mundo,
yo no las escribí 
pero las entiendo.
Aprende a leerlas y todo para ti
será nuevo.

El crisantemo asustado,
perdió algún pétalo
sabiendo que la consigna,
era un acierto,
pero que su tallo
y su corazón relleno,
jamás podrían aguantar, aquel tormento.
Y escribió antes de marchitarse
en su epitafio: sólo dos frases.

"Prefiero ser frágil flor y ser sincero,
y que mi perfume llegue a donde yo no puedo"

Así, las duras piedras,
las más duras, de entre todos los seres
del bosque negro,
lloraron durante días,
lloraron durante años,
como no lo hicieran con ningún veneno,
añorando aquel agradable aroma
que desprendía el crisantemo.

lunes, 12 de agosto de 2013

Destruyendo las costas a toda máquina

Golpea de nuevo la gran máquina del sistema capitalista, ahora en Canarias y en su vertiente de colapso de la tierra. No resulta muy difícil comprender, como funciona un sistema que pone por encima de todas las cosas, los beneficios económicos. Hay que producir y para producir, hay que especializar a los diferentes territorios para generar el máximo, sin tener en cuenta las consecuencias.

Cuando se creó la Unión Europea, los arquitectos de la estructura, sabían muy bien lo que hacían y fomentaron en cada territorio, las cualidades que ya poseían. Algunos de los lectores podrán pensar que esto, no es algo malo. Pero vamos a analizarlo un poco (si alguien quiere profundizar sobre este tema, le recomiendo la lectura del gran libro, “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano. Expone el mismo tema, pero centrándose sobre todo en la agricultura). Cuando el “gran experimento” de la Unión Europea se creó, como he dicho antes, potenciaron en cada lugar lo que creían su vellocino de oro. Dejando de lado muchos de los recursos con los que contaba cada área de la Unión. Así por ejemplo, a los países del norte, les dotaron con más capacidad y facilidad, para potenciar su industria, pues eran los motores del proyecto. A las zonas del sur, garantes de sol y playa, debían ser el reposo del resto de europeos. El lugar de ocio gratificante (de consumo, claro está), buen tiempo, actividades al aire libre, etc. Esto tiene unas consecuencias devastadoras en cada lugar. Primeramente, cuando existe un crecimiento económico correcto, los diferentes lugares realizan inversiones, crean proyectos y montan infraestructuras, dedicadas al sector en el que les ha tocado especializarse. Esta forma de actuación, genera en la mayoría de los casos:

  • Diferenciación en los niveles de vida de las personas. En las zonas industriales, se potencia la investigación, el trabajo en masa, se generan residuos y se crea una población absolutamente consumista.
  • Destrucción del medio ambiente. Por ejemplo, las lluvias ácidas, se veían principalmente en países como Polonia, y eran como consecuencia de la industrialización del país vecino Alemania. En España, por ejemplo, potenciar el ocio, contribuyó a la construcción sobredimensionada del parque urbanístico. Grandes hoteles, campos de Golf, destrucción costera, etc, etc. 
  • Trabajo cualificado en unos casos, trabajo precario en otros.
En definitiva, se crea lo que se llama un centro y una periferia. Ciudadanos de segunda y ciudadanos de primera. Una zona en la que la mano de obra, pueda ser más barata y otra en la que se consuman productos. Además de las consecuencias ecológicas que conlleva el especializar al máximo un territorio, explotando unos recursos hasta agotarlos. En zonas donde existan bosques, se talará; en zonas donde exista pesca, se esquilmará; en lugares donde sea barato construir, no se dejará un metro cuadrado de tierra libre; en territorios propicios para tener industrias, la contaminación de aire y agua, será espectacular. Así hasta la redundancia.

Pero esto no es todo, cuando el crecimiento económico se frena. Cuando, debido a los diferentes ciclos de producción, se entra en una crisis económica, los problemas se agravan aún más. (Las crisis, no nos olvidemos que son intrínsecas al régimen económico actual. Léanse, “Las Crisis del capital” de Karl Marx. Un librito de muy fácil comprensión, para entender cómo la búsqueda del máximo beneficio, trae como consecuencia, periodos de bonanza y periodos de escasez). Si resulta que, por ejemplo como ha ocurrido con la vivienda en España, la población no puede consumir un cierto producto o servicio, el territorio que había invertido todo en el mismo, se hunde. Ocurriendo lo que ya todo el mundo conoce, generación de un paro elevadísimo, bajada del nivel de vida, resentimiento aún mayor del potencial económico de un territorio.

Pues bien, en Canarias, está especialización de la economía se basó, en el turismo de consumo e irracional. Se comenzó a construir desaforadamente. Sin respetar leyes de costa, sin tener en cuenta los recursos hídricos viables para poblaciones flotantes grandes, sin infraestructuras de reciclado de residuos. Ahora, años después y con una perspectiva diferente, otorgada por la recesión económica, nos damos cuenta. 

Greenpeace, ha sacado un informe desolador que aporta las cifras de la “dolce vita” canaria, en concreto, desde el año 1987 hasta el 2005. Quiero aportar alguno de estos datos, pues son la evidencia de lo que ha supuesto la especialización, propia del capitalismo, en esta parte del mundo. 

Canarias ha sido la segunda comunidad autónoma, que más aumentó su ocupación en la franja de los 500 metros pegados a la costa, un incremento del 36%. Siendo además también la segunda que más aumentó la superficie artificial en términos absolutos (10.931 ha).

Si hablamos de términos municipales, Santa Cruz de Tenerife tiene una superficie total de 200 ha, dentro de esos 500 metros de la franja costera, de los cuales se encuentra ocupados, el 100%. En Las Palmas de Gran Canaria, la extensión es de unas 1.000 ha, de las cuales, están ocupadas más del 60%.

Si se mantiene la tendencia de construcción, algo que afortunadamente y debido a la crisis, parece que después del 2008 no ha sido así (aunque faltan datos), el incremento anual de ocupación sería del 0,26%

Pero aún hay más…, uno de los datos que “más me gusta”, pues pone de manifiesto, como el poder político ha estado y estará, supeditado a las órdenes del mercado. Quebrantando leyes de costa, creando leyes nuevas como la actual, en definitiva, corrompiéndose hasta el punto de que arruinen sus propios pueblos con tal de llenarse los bolsillos, es el gasto público que ha supuesto la mala gestión en las costas españolas en general, ha sido de 140 millones según un informe de Europa Press.

Con este artículo, el autor pretende hacer una reflexión para todas aquellas personas, que viéndose en estos momentos sufriendo, que piense con cautela, si lo que quiere es volver 10 años atrás, o realmente, esa forma de vida es lo que nos trajo aquí. No hay solución fácil, pero desde luego, esa solución no se encontrará dentro del régimen económico actual así como en el político. La salud de la tierra, depende de nuestra concienciación, economía local, no especialización de los territorios, consumo racional y en definitiva, ruptura con el sistema.  



Artículo publicado en Reeditor.com: http://www.reeditor.com/columna/10507/23/politica/nacional/destruyendo/costas/toda/maquina

miércoles, 7 de agosto de 2013

Surge quien aguanta

De entre los cristales surgen las piedras
que me forman,
como cimientos en torrenteras.


Del fuego nace el fruto
cuya semilla,
será un mañana.


Del sudor, la perseverancia
de quien no ahoga sus gritos,
entre las masas calmadas.


De la noche amanecen los actos,
cuyas ideas se forjaran,
entre sufridos trabajos
y repetidas trabas.


Las escuelas proscritas,
por elegantes corbatas,
quedaron en mentes
de los niños que maduraran.


La rabia, esa rabia por amor
que no supeditara
esos cariños prohibidos,
esas caricias robadas,
cautivarán al mundo
que contesta con balas.


Las mujeres,
aquellas quienes no hablan,
pero cada momento
enseñan los dientes
por la dignidad quebrada.


Los campos olvidados,
florecerán por los mendigos
que las ciudades denostaran.


Escondidos tras el presente
se abren los sabores,
rompiendo en espasmos,
la ignominia que manda.









Mirando al mundo

Sobrevolando la espera del porvenir,
me sumerjo en acontecimientos de hoy,
recorriendo las avenidas
de las escenas más pintorescas.


Azabache es la luz,
que normalmente me acompaña,
cada mañana en la espesura de lo incierto.


Conozco los lamentos
y también las alegrías.
Saboreé el impacto del miedo
e hice travesuras con melancolía.
Dejé llevar mi esencia
con locura y esperanza,
damas engalanadas
que cuando acompañan,
más lejana está la vida
y más certero el castigo,
del garrote vil.


Como antaño, el aire libre
de los senos de las montañas,
siempre rozó mi cuerpo
y embaucó el cansancio,
que agotara mi paciencia.
Sin embargo, empapó mis entrañas
de intensidad.
Y su dicha, me entregó al mundo,
desnudo y sin peinar,
pues la falsedad me repugna
y es conflicto, quien dora mi cantar.


Siento dicen,
optimismo embriagador.
sí, reconozco debilidad en palangana.
Mas,
¿no hay ya suficiente atrocidad?
Sí, realidad, pero vestida de colores,
pues los uniformes
están de moda.

miércoles, 31 de julio de 2013

Grano por grano

Cada grano de arena incrustado en verso se transforma, para aliviar los rasguños que arrollaron como olas, la mente del poeta.

En la estación siguiente, se espera descansar de la noche impuesta. Descansar y recoger las maletas de los trozos perdidos.  Como un bandido, huyendo, se consigue alcanzar la orilla de la nueva vereda. Una ironía burlesca lo invade todo. Supone el vestido de la ciudad imperfecta, maquillada por personas, más cercanas de lo que debieran, más lejanas que la vida y el océano que lleva.

Sí, por el azar o el destino, como dirían las responsables del credo de las energías, debo retroceder. Doy un salto hacia atrás y me encuentro en el barranco profundo que ayer fue mi casa. Aquella fortaleza de piedra que me hizo crecer.

Golpeo, golpea, esquivo, me alcanza, me enreda y pierdo la batalla que sin saber, me trajo a estas tierras. Ahora, vapuleado por los guijarros del camino de mi propio barrio, comienzo a caminar. Pero es cierto, me siento más protegido que nunca por las flores del campo, aquellas que amigos me regalaran.


Tantos vuelcos da una vida, que cuando uno la examina, no sabe dónde cogerla. Así, sin preguntar, uno se enfrenta al destierro de su propio gen, de lo que hasta entonces sabanas de algodones eran. 

lunes, 29 de julio de 2013

Calamidades perdidas

Ganó la perseverancia
de las calamidades secuestradas,
a cada instante robadas.
Será expropiada
cada idea vendida,
por cuatro duros pertrechada,
coartada y exprimida.

Volverán caminando
las almas torcidas,
cinceladas por maestros,
de las peores artimañas.
Embutidas,
en fragmentos
de balas perdidas.

Un espasmo, reflejado
en murallas
de ignorancia.
La ira, plasmada,
en cada sábana
rasgada.

Conquistando,
aquello que era libre
y que jamás,
debió ser subyugada.

Niñas mirando
como mutilan
la utopía de sus carnes
en calma.

Niños colgados
de anuncios
pensados, para sesgar
su virgen infancia,
que hasta entonces
surgía,
en barrancos perdidos
y en cascadas de plata.

Una falacia
de conjuras inventadas,
repetidas como sermón
durante siglos,
incrustada,
en cada cuna
de cada casa.

Y enfrente,
enfrente,
sólo quedan las mentes
que miran,
sin nada que perder,
arriesgando la semilla
que con  calor germinara.
Mancillando un futuro
de dignidad detestada.
Suspirando por partidas
hace tiempo jugadas.

Reseñas a Rasgo

Esta entrada del blog, quería dedicársela a las personas que han invertido su tiempo en hacer una reseña tanto del libro, como también de la presentación. Como no he dejado de repetir estos días de intensa emoción, sin la solidaridad que han tenido las personas conmigo, hubiera sido imposible el proyecto.

Así que sin más palabras, que un cálido gracias y un abrazo que cubra vuestros cuerpos de cariño y esperanza, aquí tenéis las excelentes reseñas. Nada imparciales, por otro lado.

En "La sinceridad está mal vista" http://lasinceridadestamalvista.com/2013/07/25/libro-rasgo-de-carlos-serrano-hermo/

En "Palabras contra el muro" http://piensacrealucha.wordpress.com/2013/07/25/resena-de-rasgo-de-carlos-serrano-hermo/"

En "El Aborigen de la Hontanilla" http://accionaborigen.blogspot.com.es/2013/07/presentacion-libro-rasgos-de-carlos.html"

En "Al Descubierto" http://elisamerayo.wordpress.com/2013/08/01/rasgo-por-carlos-serrano-hermo/

Un saludo, nos veremos por caminos y por ramblas, siempre dispuestos a cambiar la mentira, por solidaridad y gracias.

Carlos

miércoles, 24 de julio de 2013

Pasado incierto

¿Pasado incierto? Quizá la mayor contienda sea enfrentarse a unos miedos, producidos o en barbecho, regalados

Brotando con puños de agua salada. Rompiendo los cristales de las telas de araña, que empolvan pasado, que abrigan destierro de quién conociera.

Hogar cual castigo, incierto entre golpes, que ahoga y aprieta, hundiendo entre arpones. Y ese corazón herido, que vaga en los puertos de tierras inhóspitas, vapuleado por cambios, por dentro y por fuera.

Golpes son golpes, más tenaces cuando más cerca, más salvajes de amigos, mortales del nido, del que uno naciera. Huraño, asesino, cobarde en mentiras, que cedes tu sombra por rastrillo de hojas, sin pensar lo qué arañas. Sin creer que los granos de tierra raspada, mojada por lágrimas en barro se amasa, atrapando cimientos, de tu plan sin agallas.


Miedo en pasado y enfrentas contienda, tan ebrio que ahorcas las fuerzas del hacha. Brazo recio determina, quién cabalga o quién camina. Tan rápido surca la vida, que al menos tropezar más dura es la caída.

martes, 23 de julio de 2013

Presentación del libro "Rasgo"

Por fin, después de muchos baches, de muchos jaleos, ha llegado mi primer poemario, "Rasgo". Se van a hacer dos presentaciones en dos lugares diferentes. 

El primer día, este jueves 25 de Julio a las 21.00 en el bar Restaurante la Judería.
Segundo día, este viernes 26 de julio a las 22.00 en nuestra casa, donde siempre. (Que me pregunte por mensaje quien no sepa el lugar) 
Ciudad de Segovia.

Os espero con ganas.

¡Salud!


jueves, 18 de julio de 2013

¿Por qué hay corrupción?


¿Saben ustedes por qué hay corrupción?

Porque en un sistema económico, donde lo que prima es sacar el máximo beneficio, siempre habrá alguien dispuesto a pagar, aunque sea de forma ilegal, para conseguir sus objetivos económicos. Ese sistema es el Capitalismo y mientras exista, existirá la corrupción.

¿Saben ustedes por qué hay corrupción?

Porque existe una casta política en la que todos hemos delegado, voluntaria o involuntariamente. Mientras exista esta casta política, siempre habrá alguien que se deje comprar. Que no venga ningún Mesías a decir, que con su partido no habrá corrupción, porque aunque exista un 99% de personas honradas en ese partido, con que exista una con ánimo de lucro, la corrupción se producirá.

¿Saben ustedes porque existe corrupción?

Porque al poder, no se le puede regular, mientras haya amos y siervos, existirá la corrupción. Al poder económico, no se le puede poner trabas para impedir que quiera comprar a alguien. Y al poder político no se le puede regular para evitar que se vendan. Pues el poder es el poder, y siempre favorecerá leyes para salir impune.

¿Saben ustedes porque existe corrupción?

Porque los medios de producción siguen en manos privadas.  Si la riqueza se distribuyera, no existiría la corrupción, pues no habría nadie que pudiera comprar, ni nadie que se pudiera vender.
En definitiva, la corrupción es intrínseca al sistema económico capitalista y a la democracia burguesa. Si no acabamos con estos dos medios de dominación, la corrupción no acabará. Así que nadie nos cuente cuentos.


¡Gobierno dimisión! ¡Disolución del Parlamento! ¡Redistribución de la riqueza! ¡Soberanía popular real, mediante democracia directa!

martes, 16 de julio de 2013

Conversaciones desde el Altermundo.

Añico –         Calamidad, dime, ¿qué pretendes conseguir dejando de respirar? ¿No te das cuenta que el aire es la esencia misma de la vida? Sin vida Calamidad, no hay nada.

Calamidad -     Estás muy equivocado Añico, pues lo que tú consideras vida, no es sino la muerte lenta. Por eso quiero dejar de respirar. Quiero aprender a mantenerme en este planeta, sin consumir los venenos que la sociedad nos ha dejado. De la misma manera quiero también dejar de alimentarme, de beber, quiero cerrar los ojos y los oídos. Es decir, quiero entender el mundo sin los engaños formados por los dueños de la esfera.

Añico -              ¿Pero no te das cuenta de que morirás?

Calamidad -    No, no moriré. Si prosigo envenenándome moriré lentamente, sin embargo, si cierro todas las puertas de mi cuerpo y de mi alma a toda contaminación posible, volveré a nacer pura. Me transformaré en un ser que ha acabado con toda la vileza que le había alimentado durante años.

Añico -           Los peces, las plantas, cualquier ser vivo, se alimenta, respira y realiza todas las acciones a      las que el mundo físico le obliga a afrontar.

Calamidad –   Sí Añico, pero ellos no pueden elegir. Yo, por el contrario, por la sencilla razón de estar planteándome lo absurdo de este mundo, soy capaz de resurgir como el Fénix de las cenizas. Quiero enfrentarme a la metamorfosis necesaria para llegar a la conquista de mis libertades. Con los pies en el fango, no puedo volar.

Añico -          Como quieras Calamidad siempre fuiste más reflexiva y poseíste mayor determinación que yo. Pero sigo pensando que vas a acabar contigo. Vas a destruir todo lo que eres. Vas a sucumbir.

Calamidad -     Añico, eres un compañero increíble. Eres entrañable hasta los huesos. He de confesarte que creo que llevas razón en casi todas las cosas que acabas de decir. Voy a acabar con lo que ahora soy. Voy a destruir todo en lo que me he convertido. Pero no te confundas, no voy a sucumbir. No seré derrotada.

Añico -       Un abrazo Calamidad. Te deseo todo lo mejor en tu aventura, pues te lo mereces. Me encantaría darme cuenta de que me he equivocado.

Calamidad –    Pronto, aunque no te lo creas. Tú también cerrarás los ojos, cerrarás tu estomago y dejarás de respirar por decisión propia. Muy pronto nos reconoceremos en un mundo nuevo.

                        Te deseo todo el amor que te ha sido negado. 

domingo, 14 de julio de 2013

Diálogos desde la nocturnidad y la alevosía

C

Las hogueras de los rincones oscuros, que salpican el despropósito tragado, vomitando a cada paso su existencia rompedora. Ilumina, en las alcantarillas de la masacre predominante. ¿Y qué es ese fuego? ¿Qué potencialidad tiene? La transformación del ser, en elemento distorsionante. Sin ensayo y error, sin creación e investigación, no hay posibilidad de acierto. Parece que estemos en el basurero más putrefacto y sin embargo, en cada espacio tomado,  se abren miles de posibilidades y siempre ligadas a la construcción del arte. ¡Qué casualidad que en estos tiempos de hundimiento surjan los acontecimientos más derrochadores de imaginación! El arte señoras y señores, hablamos de la respuesta que sale de la convulsión y aporta un camino hacia algo nuevo, hacia la muerte de lo conocido y el alumbramiento de un nuevo amanecer. Son pequeñas muestras, pero no por ello menos importantes. Si en otros campos de la vida, nos encontramos muy atrás en lo referente a poder acabar con lo establecido, en la cultura, el arte y el ocio, a diario se abren nuevas puertas al mundo que parece habrá de aparecer tras las rejas de la esclavitud moderna. No dejo de experimentar nuevas sensaciones antes desconocidas para mí, en cada lugar que visito.

M

¿Y por qué te niegas? Tú sabes cuál es el problema, por lo menos lo vislumbras, antes era diferente, ya lo sé. Tenias dinero, la maquina del consumo te metió en su espiral sin fin, esa droga te enganchó, en cierto modo a todos nos enganchó… pero se puede dejar esa droga, ya conozco quién salió de drogas peores…
He aquí el mayor problema para el arte y la creación, la droga del consumo y el opio mediático nos enganchó demasiado y ahora es muy difícil dejar a pelo ese enganchón contra-creación. El opio mediático nos dejo en la tranquilidad social y cultural y la metadona del crédito-consumo, nos quitaba el mono de algo nuevo, de ser humanos con lo que ello conlleva. Ser humano conlleva crear, adaptarse a las nuevas situaciones y a sacar la crítica y la superación, no quedarse anclado. Pero la adormidera sistemática nos mantiene en la cotidianidad, nos mantiene en la rutina productiva alienante. Eso no es crear, el arte es superar, la alienación productiva es el enemigo del arte. La creación es agarrar la vida y llevarla al límite, cueste lo que cueste.

Despertar creando, ¡que magnifico despertar! La sensación de superación, dejamos la alienación a un lado, destruimos y creamos algo nuevo, ¡Ni el Dios todopoderoso de las religiones puede llegar a sentir eso! Por eso te digo, ¿por qué te niegas a destruir? ¿Por qué niegas la vida que nace en la creación? Vive, vive, es lo único que tienes, vive…

C

No confundas mis argumentos, para nada me niego a destruir. Creo imprescindible destruir todo lo existente, para crear una realidad nueva. Pero ahora ya no tengo tan claro qué es lo primero, si el huevo o la gallina. Es decir, no tenemos la capacidad para destruir todo lo impuesto, por lo tanto, quizá la solución sea creación de microespacios rupturistas. Es decir, pequeños universos que funcionen al margen del sistema. Así, como una torre de naipes, cuando quites poco a poco  los cimientos de la máquina capitalista alienante, eso supondrá un golpe increíblemente duro para la estructura.

No confundas, no reniego de la confrontación, a cada pequeño espacio revolucionario, le saldrán enemigos. Los perros del desastre, estarán allí en cada paso que queramos dar. En cada avance, habrá una confrontación, pero no podemos esperar a destruir todo para caminar hacia adelante. Hay que caminar y así ir colapsando la sumisión y la alienación. No podemos esperar a que todo se desmorone, tenemos que tirarlo nosotros y no tenemos fuerza para tirarlo de una vez. Ojo, que quede claro, no hablo de tomar las mismas formas y cambiarlas. ¡No! Hablo de crear otras nuevas.

Por último, creo que en el arte y en la cultura, es donde ahora mismo, podemos hacer más daño. Podemos crear un frente. Ante la estulticia y la ignorancia predominante, nosotros contestamos creando, precisamente para romper la producción que aísla al individuo, esa que le despoja de todo lo humano.

M


Sí, destruir y crear, así estamos por encima, ¿Qué nos importan a nosotros sus cortinas de humo si estamos por encima suyo? El arte está en hacer de la vida una fuerza revolucionaria, ¿para qué queremos derechos sociales cuando podemos crearlos? No necesitamos que nos den sus migajas podridas. No necesitamos su educación, ni necesitamos pedir migajas de su sistema nihilista cuando podemos superarlo creando. No necesitamos un padre que nos guíe, necesitamos más creadores y menos robots. Necesitamos recuperar la vida robada, convertirnos en obras de arte vivientes, luchadores contra la robotización generalizada y experimentar con nuestra vida.

Crearnos, superar el nihilismo generalizado en el que vivimos. Creo que, sin saberlo, tenemos recorrido mucho camino. Tú que lees esto, sabes que lo tienes superado, solo tenemos, tú y  yo, que echarle valor y llevarlo a la acción.

Valor, crítica, destrucción y creación. Esa es la clave de lo que nos proponemos, ¡vivir a muerte! 



(Escrito por Miguel y Carlos)

miércoles, 10 de julio de 2013

Compañeros/as de Sabadell, algunos/as, no olvidamos.

Ayer me acosté muy cabreado y triste por la detención de Diego Cañamero por agentes de la Guardia Civil. Era una detención política, por la ocupación de la finca militar “Las Turquillas” en Osuna (Sevilla). Hoy le han soltado y ha sido un gran alivio, pero inmediatamente se me han venido a la cabeza los cinco anarquistas de Sabadell.  Llevan detenidos desde el día 15 de mayo, por el único delito de gestionar páginas en Facebook. Quieren imputarles un delito de pertenencia a banda armada. ¡Pertenencia a banda armada! Como pruebas esclarecedoras la fiscalía presenta banderas y libros de filosofía anarquista, ropa negra y cohetes y petardos de venta legal. También se les acusa de enaltecimiento del terrorismo, captación y adoctrinamiento. No han tenido juicio, no se ha demostrado nada, pues a todas luces son un montaje. Pero lo realmente increíble es que llevan casi dos meses secuestrados por el Estado fascista español y nadie en el Parlamento dice nada.

¿Se ha oído algo en los medios del cuarto poder de estas personas? Creo que algo dijeron al principio, pero llevan casi dos meses sin mencionarlo. Tampoco mencionan el drama que debe estar siendo para sus compañeros /as, amigos/as y por su puesto familias. Todo un golpe a un entrono, que está sufriendo la persecución política, la persecución y represión de las personas que como Yolanda, Silvia, Juan, Xavier y José (los cinco anarquista de Barcelona), Diego Cañamero, Alfon, Pablo Hasel, Marc Hijo de Sam y los presos políticos que llevan años en las cárceles del Estado, por no asumir la injusticia y el atropello de la clase trabajadora y la esclavitud moderna.

Las detenciones de los luchadores/as de Sabadell, son detenciones políticas, pues su  ideología contraria al régimen capitalista y fascista, ha sido suficiente para que el juez Pedraz les condenara a prisión preventiva, que actualmente cumplen en las cárceles madrileñas de Soto del Real, Navalcarnero, Aranjuez, Extremera y Alcalameco, el régimen FIES 3. Se encuentran secuestrados, aislados y repartidos en varias cárceles. Todo esto supone un golpe psicológico enorme para amedrentar tanto a los propios secuestrados como a todos los que quieran seguir su ejemplo. Todas las personas que estén en contra de las políticas llevadas a cabo por los mercenarios del régimen, ya saben a lo que se atienen, pueden ser recluidos, por un tiempo indefinido, hasta que la in-Justicia española, lo considere necesario. Pues muy bien, ante esto tengo que decir algo. No sólo no nos vais a parar, sino que nos hacéis más fuertes. Los lazos de solidaridad y las ganas de cambiar las cosas van en aumento. Con cada acto de represión habrá miles de respuesta. Con cada intento de criminalización de la protesta social, habrá más concienciación por parte de los allegados de los afectados. Vuestra represión, extiende como una mancha de aceite la conciencia revolucionaria. Han golpeado a personas que además de su trabajo de lucha en la calle, publicaban contenidos en internet, y no ha sido por casualidad. En el mundo moderno, internet es una fuente viva de información y que haya miles de contenidos subversivos y denuncias de injusticia, al Orden Establecido, no le gusta nada. Por eso, algunos seguiremos publicando, inclusive con nuestro nombre propio, para seguir denunciando y calentando la olla, que más pronto que tarde tendrá que estallar.

Sólo quiero despedirme diciendo que muchos/as de nosotros/as, no os olvidamos, que aún sin conoceros, os llevamos en nuestros corazones, pues sois nosotros/as mismos/as. Esperamos teneros pronto con vuestras familias y amigos/as, a los que también les mandamos el más sincero respeto y la más calurosa muestra de afecto.  Saludar a todos/as aquellos/as que han dado muestras de solidaridad, todos/as los que han salido a la calle a dejar claro del lado en el que están, del de los oprimidos. Queremos teneros pronto en la calle, porque sabemos que seguiréis como siempre, luchando por un mundo nuevo, sin amos ni siervos.

¡Salud y revolución social!

Carlos Serrano Hermo

jueves, 27 de junio de 2013

La Chispa, el arte bomba:

La chispa, esa inercia concentrada en los parajes más escondidos de las grandes urbes, allá, en primera línea de fuego o quizá en pequeños reductos rurales, no claudicantes, retumba en su despertar. Rugiente, el rumor constante de la desazón se manifiesta como expresión del arte, entre tinieblas prohibidas y luces tenues. Siempre, claro está, al calor de la madrugada. Aplaudo y deseo ensalzar cada una de estas explosiones actuales que surgen como contestación inconformista.

Cada vez más espacios, debido a la marginalidad a la que nos vemos sometidos, se producen fuera del ojo dominador, que todo manipula y muta a su antojo. Esas pequeñas hogueras en la oscuridad profunda, esas estridencias en lo plano, son las barricadas de expresión del siglo veintiuno. Para nada hablo de conformarse con hacer “performances” en lugar de quitarle el poder a los Generales del Desastre, pero si cada antorcha quema y a la vez es reprimida, es porque sus brotes, son espinas más agudas de lo que la élite cuadrúpeda puede consentir.

La falta de entusiasmo creado se transforma por lo tanto en agitación intelectual. Efervescencia de ideas, de acción. Mezcla de estilos que pretenden explotar y romper lo impuesto, pero también crear suavidad dónde ampararse. Ese mundo paralelo, que otorga lo mágico. Ese pequeño habitáculo, donde todo artista, se relega para estar cómodo.

Cada sentimiento plasmado, cada reflexión trazada, se hacen cuchillas que rompen y rasgan el aparato de ignorancia o mejor dicho, de fabricación de ignorantes. Pero, si esas muestras se producen en los rincones, en los huecos, dónde peor llega la escoba del sistema, entonces el arte se transforma en acto revolucionario. Si es que alguna vez, dejó de serlo. No es cuestión, ni mucho menos, de afirmar que esa transformación de ideas haya surgido conscientemente como una confrontación, al igual que en los años  veinte, el swing era bailado por muchos, simplemente por alegría y diversión. Lo que sucede es, que en medio de la tiranía y en una contextualización social dada, cada acto de color, se transforma en bomba lapa, que lentamente mina, el analfabetismo ideológico.


Pues bien, he aquí la grandeza de los suburbios creadores, siendo quizá algunos, cloacas de la gran máquina, se convierten en baches en el camino trazado. Así, debo complacerme por cada idea comunicada con una estética determinada, pues a día de hoy, es lo que más tambalea a los uniformes poderosos. Cada sueño en cada línea, una esperanza. 

miércoles, 26 de junio de 2013

Entre naufragio y rutina

Entre naufragio y naufragio quiso despertar
el niño que se hizo hombre. 
Caminó sobre rocas mirando al horizonte
pensando que cada corte, la recompensa traería.
Voló, soñó e hizo lo que se le pedía.
Cada noche se ahogó, con barca de alegría
y anunció los disparos,
aquellos que el fuego trémulo
escondía en el silencio
y que más pronto que tarde,
de la esperanza germinarían

Y cada noche se ahogó…
Cada mañana despertó con fuerza
y recuperó el tramo,  
arrebatado por la corriente, que avanzar impedía.
Enmudeció, se hizo sordo
y ciego a las tropelías .
Esculpió la madera noble, que barcos de lores
describieran sensaciones
y osadías por rutinas.

Así pintó sus delirios
dibujando la realidad que él quería.
Transformó su cuerpo en personaje
y añadió recuerdos con colores,
y alivió melancolía.

Pero cada trazo plasmado,
bebido de ilusión desmedida,
se golpeaba a cada instante
con las olas que el mundo traía.
Despegándole poco a poco
de la búsqueda del cofre
y hundiéndole en islas podridas.

¿Consiguió el muchacho construir,
con sus lienzos y sus líneas,
un buen galeón
que al otro lado de Poseidón
le otorgase vida tranquila?

viernes, 21 de junio de 2013

Controversia

Entre las nieblas del pensamiento
siempre resurge anverso y reverso.
Los taoístas dirían yin y yang
Los filósofos se empeñarían
en la lucha del “yo” por prevalecer
y del “ello” por integrarse.
Dos caras de una peonza,
que con su giro transforma ambas,
otorgando el mismo tono
a la esfera de colores.
Si alguien se preguntara
cómo despertara mañana,
debería contestar,
que a veces de día
y a veces de trasnochar.

martes, 18 de junio de 2013

Escritos al sonreír


Podría decir muchas cosas,
cuando me preguntan por qué soy un poeta triste,
pero todas ellas se resumen en una,
para poder sonreír.

En esta historia narrada por cuatro
y aplaudida por más de mil,
algunos tenemos que buscar armadura y espada,
para poder sobrevivir.

Soy una persona alegre, por eso mi poesía es triste.

Si se me quiere sentado en una butaca, postrado,
dispuesto a aplaudir,
me niego desde lo más profundo de mi alma.
No compré la entrada, ni elegí palco, ni foso, ni nada.

Cientos de acomodadores custodian el escenario
y el escarnio es difícil de impedir,
y aún así morimos intentándolo, buscando porvenir.  
Una obra nueva, maestra, sin actores ni expectantes,
sin dramaturgos tunantes,
sin clientela estéril.

Pero el chaparrón cotidiano no deja de humedecer,
no cesa con su ponzoña
e inunda ocaso y amanecer.

Así que algunos tendremos que seguir escribiendo,
para soportar el teatro-burdel,
y mientras tengamos los pedazos rotos escritos,
la oscuridad, no nos hará palidecer.

lunes, 17 de junio de 2013

De la butaca al altar

Al sol de la plaza juntáronse el flamenco y el poeta,
gritando con fuerza a la vida
y agarrándose al sendero al caminar.

Llenos de sonrisas  y picaresca,
cautivaban al tumulto
sembrando cuidadosamente la dulzura
de los duendes, que las artes dan.

El teatro, la música, la magia y la poesía
en el cuaderno de aquella rutina
queríanse dibujar.

Robaron el silencio
de corazones que expectantes escuchaban,
con sutiles gestos de euforia
aquella grata melodía
que hasta que despuntó el día,
rebrotó como quién vuelve a despertar

¡Cuán maravillosa puede ser la ensoñación del arte
que hechiza al más profundo pesar!

La vida que es teatro, y que viene y se nos va
Que nos pone al resguardo
O nos trilla en un trigal
Nos hace mendigos,
Nos hace poetas
Nos hace profetas
O nos entrega al mar.

Navegamos, corremos, huimos
Nos enfrentamos y amamos
Asistimos
Recordamos,
Nacemos y morimos
Despertamos
Bebemos y custodiamos
Y todo por azar

En el cauce, puede haber muchos meandros
Muchas frutas por probar
Muchas lunas y muchos soles
Flores de todos los colores
Montañas con nubarrones,
Desiertos, selvas o castillos de nobles
Y lo único importante
Es que cuando el telón caiga
La función haya sido triunfal.

sábado, 15 de junio de 2013

Avanzando entre las ruinas

Avanzando al despertar entre las ruinas,
sonrío al mirar las nubes,
sabiendo por cultura popular
que no hay borrasca duradera
ni semilla que por miedo
no germine en primavera.

viernes, 14 de junio de 2013

Pensamientos de sátiros

Brotan susurrando
los pensamientos de los sátiros,
entregados al viento.
Vientos de la locura,
del remordimiento,
sazonando las vías
más apagadas que en silencio.

lunes, 10 de junio de 2013

La palabra estalla

Los ojos de la miseria miran
Al terror que  cada día les aniquila
Está por todos los lados
En carteles de gran tamaño y coloreados
Mc Donald, Coca-Cola, Monsantos, Endesa,
El emporio del capital tiene nombre de empresa
Y su fiel lacayo el Papa Estado
Contribuye reprimiendo y adoctrinando
Así cientos de compañeras
En botes de humos se vieron envueltas
O quizá en torturas o quizá entre rejas,
Contestando encapuchadas,
Cocaína de placa y chaqueta
El cerco se estrecha
Y a cada paso avanzado
Los sabuesos rabiosos acechan.
Por un sueño entre los lamentos,
jadeando al viento  suspicacias del infierno.
No es sencillo reconocer
Quién hace de la vida mercancía que comprar y vender
Pero aún es más difícil
Ponerse de frente y jurar jamás asumir
Con todo lo que ello conlleva
Cárceles, exilió, muerte o malvivir
La palabra como arma
Ya lo dijo la perseguida revolucionaria,
Emma Goldman que constituyó, 
Una de esas mujeres que la concepción
del mundo cambió.
Por eso existe el Cuarto Poder
Para mantener a todo el mundo fiel
A la doctrina a obedecer
Escrita por una clase
Y repetida cien por doquier
Por eso algunas no podrán callar
A la infamia
Obligada a abrazar
Y elegirán aún con miedo
El fuego antes que el lamento
La rabia y ostracismo
Antes que suplicar
Migajas a los ricos
La destrucción del poder
En lugar de venderse
Y ser esclava leal.
Y así
No apagarán
La chispa de las mentes
Que luce abiertamente
Y que arderá
Hasta la libertad final
Emancipación pienso
Insurrección vivo
Existo combatiendo


Amanece temprano

Camino raudo,
Camino presto hacia el cadalso,
con la cabeza erguida
y el corazón gritando.
Con ojos que miran,
con almas llorando
y la mía, que espera
a la guadaña asesina
con el puño cerrado.
Recitando,
el principio comienza,
la ruina termina,
la utopía asomando.


Dedicado a todas las personas que son encerradas o asesinadas por su amor a la libertad.

viernes, 7 de junio de 2013

Transcurrir

La corriente del continuo aprendizaje
fluye sobre nuestras cabezas.
Pesa la fuerza de su ímpetu
y arrastra a los cuerpos solos,
con esa soledad característica
de lo que emana,
cabalgando entre las olas.

Incesante, el trajín que se desprende
del seno del letargo eterno,
habrá de desembocar
en perpetuidad constante.

Cuestionar el curso
sobre las rocas que afloran,
mientras los remolinos
golpean en la distancia,
parece obra del más necio.

Si es nacer y es morir.
Si fue ayer y hoy vivir.
¿Quién dará respuesta
a la erosión latente?

Cada meandro,
sin presentarse con anticipo,
rompe la monotonía.
Cada cascada
con su peculiar caída,
otro peldaño
que sin más,
 subir
y esquivar fatiga.

lunes, 6 de mayo de 2013

Esbozo sombrío

Si fuera un desconocido,
embarrado, en fango podrido.
Castigado por el vacío impuesto,
como si tuviera piedras en bolsillos.

Cada mirada, una respuesta,
un giro de cara, un desaire,
un desgarro sentido.

Cambiar de morada, cruel castigo,
trágico golpe al paso,
un mendigo. Dulce, sonrío,
de perdidos al estío.

Salpicando con lágrimas
aquello que pudo ser
un horizonte soleado y amigo,
mas la trágica guadaña
del caprichoso cupido,
nunca perdonó
al pecho desvalido.

jueves, 2 de mayo de 2013

Recuerdo..., de la nada un carnaval

Soy de un lugar áspero
como áspero es su clima.
De un diminuto pueblo
donde las flores marchitas
se entremezclan,
con el dorado color del fuego,
en esas tardes cálidas,
donde la hierba arde
y el sol enmudece.

Soy de un palacio de piedra
rodeado de dos valles,
custodiado por valientes,
hombres con llagas en manos
y ojos de sincero coraje.

Pues bien, les diré algo
de este rudo, precioso y desolado paraje.
Está poblado por bellas gentes,
que de la nada cultivan simientes
y crean en sus calles,
el más confortable hogar.

Recuerdo, como si fuera ayer,
a sus poetas bohemios
con jaquecas y locos vuelcos,
y con mejor noche que despertar.

Recuerdo a sus pintores,
grandes de corazones,
con trágicas tradiciones
y un futuro que hará palidecer.


Recuerdo también a diseñadores,
de ropas hechas nobles,
por sus manos huesudas,
que convirtieran en filosofía
la antimoda que habrá de aparecer.


Recuerdo a los flamencos,
que sin ningún esfuerzo,
callaban a los gitanos altivos
en las peores bodegas,
con un simple rasgar de guitarra,
y galantería a derrochar.

Recuerdo dos artesanas,
lindas mis dos hermanas,
una morena y otra rubia alba,
con más cariño
de lo que pudieran jamás comprender.
¡Cuántos momentos os añoraré!

Recuerdo a los cantores,
poetas urbanos,
que con rimas en oraciones,
a veces cuentos de ruiseñores,
transformaban los lugares
en caminos llenos de joyas
de grandioso parecer.

Recuerdo un centro social
y otro local a su vera,
los dos construyendo a su manera,
cambiando la realidad.
Éstos, habitados por seres
de amplia generosidad,
que gastaban sus esfuerzos,
su tiempo y energía,
en plantar con alegría,
un mundo de humanidad.

Y qué de ese gran hotel,
la florinata cabaretera
que alumbró un día
como bello teatro-burdel.

Recuerdo un grupo debate,
primero revista y luego con arte,
revolucionando los cacareos
que las calles poblaban
y dando color negro
a la respuesta social.

Recuerdo muchos revolucionarios,
que trabajaban duro,
en coordinadoras y otros grupos,
para plantar cara al Capital.

Recuerdo dos camareras,
que en más de mil borracheras,
hicieron de mí, más que un príncipe,
al que jamás podré olvidar.
Ellas, con su interior de plata,
bellas damas,
alegraban las noches
de la lúgubre cuidad.
¡Ay sonrisas gemelas!
¡Cuánto por recordar!

Recuerdo mujeres inquietas,
todas de ellas selectas
que a todos sorprendían
con su capacidad de aportar.
De entre ellas me acuerdo de una,
que siempre me hizo pensar.

También recuerdo a la huidiza italiana,
no de nacimiento pero sí de corazón,
quedamos veces más de un millón,
y pocas se materializaron
todas bien aprovechadas,
por lo tanto, la pena valió.

Recuerdo a mi partener,
con siempre su lengua vivaz,
que a más de uno hizo rabiar
incluso a mí, me trastabilló,
pero siempre lo hizo con la elegancia
que la naturaleza le dio.

Os recuerdo a todos cabrones,
sabiendo que dejo mi casa
en mejores manos que nunca,
pues de la nada construisteis
un paraíso de color.

Os llevo a todos conmigo
salpicando mi interior.

lunes, 29 de abril de 2013

1º de Mayo, que acabe la pantomima



Se acerca el día de los trabajadores y no puedo controlar las náuseas profundas que me entran. Después de tantas luchas, tantas muertes y tantos esfuerzos, vivo en un país en el que conseguir un trabajo parece misión imposible. El derecho al trabajo se ha convertido en el lujo de la precariedad. Un dirigente europeo de cuyo nombre no quiero acordarme, en un programa de cualquier canal basura del cuarto poder, dijo: ”acostúmbrense a paro o precariedad”. Lo que el caballero quiso decir era que nos acostumbrásemos a la desesperación o la esclavitud, pero se vio obligado a utilizar eufemismos.

En un mundo paralelo, nuestros amigos de los sindicatos mayoritarios y alguno más (de cuyo nombre tampoco quiero acordarme), ya se están planchando sus mejores trajes para el día de festejo de la clase trabajadora. Siento una vez más que mis compañeros/as de base de esas formaciones puedan sentirse ofendidos por lo que aquí pueda escribir, pero las náuseas siguen aumentando. Ese día, las cúpulas sindicales saldrán todo engalanadas con sus banderolas, a celebrar el evento, mientras año tras año, han sido cómplices de esta situación en la que vivimos. Disculpen si les asusto, pero les deseo a todos ustedes que ese día les llueva o quizá, que cargue la policía de forma brutal. Repito, no contra las bases sino contra los dirigentes de primeras filas. De todas maneras, no se preocupen, sé, al igual que ustedes, que eso no ocurrirá, pues cumplen de maravilla la función para la que fueron encomendados. Distraer a las masas con paseos, mientras el conflicto social sigue diluyéndose en sus mentes.

Ese día, Señores del Desastre, ustedes saldrán a la calle con sus panfletos a cacarear contra un gobierno también cómplice de la estafa. Pero saben mejor que nadie, que el problema central no es el gobierno en sí, sino en manos de quién están los medios de producción. El problema también se encuentra en cómo manejan esos medios, a quién hacen esclavos para ello y cuáles deben ser los beneficios para los capitalistas. Pero claro, salir a la calle diciendo esas cosas, resulta imposible para ustedes, pues son beneficiarios de las migajas que les dejan. Y ya se sabe lo que dice la sabiduría popular, no tiren ustedes piedras sobre su propio tejado.

Ese día que ustedes celebrarán con la boca llena de palabras bonitas, seguirá aumentando el número de parados y los que consigan trabajo, estarán más cerca de las condiciones laborales del siglo XIX que las que corresponden con la fecha. Ese día seguirá aumentando la desesperación para la clase obrera y ustedes estarán tomando cañas después del paseo.

Afortunadamente, todavía hay trabajadores/as que no han perdido la conciencia de clase y que en esa jornada no celebrarán nada. Saldrán a la calle una vez más a jugarse la vida y la libertad, para intentar no perder las últimos resquicios que quedan de lo que consiguieron luchando sus antepasados. Pero a ustedes lo de jugarse nada, les queda lejos pues son engranajes de la misma máquina.

Señores de la Miseria, ese día no nos veremos las caras pues sus banderas y sus trajes, les impedirá ver a los que estaremos, como cada día, en la cuerda floja. Luchando por un futuro que nos han hipotecado y que no pensamos regalar sin perder los dientes como resultado.

A todos/as los trabajadores/as que quedan con dignidad, les mando mi más cordial saludo y un cálido abrazo. Recuerden que después de la tormenta siempre sale el sol. No serán capaces de matar nuestra fuerza, pues su cobardía se lo impide.

¡Salud y revolución social!

jueves, 25 de abril de 2013

Montaña esmeralda

La poesía ha de acompañarme en mi viaje de reposo
llegando al tesoro, rodeado de azul coraje.

Aquella isla escondida en la falda del mundo
sólo visitada desde su vecina,
ha querido alojar al vagabundo transeúnte
y cuidarlo de la mente maltrecha.

Ilumina mi interior en la distancia
y no es por sol aunque no falta.
Es por la energía que irradia
al acercarse el terremoto de meseta.

No puedo controlar mi impaciencia
y soplaría gustoso y con gracia
la calima que el camino puebla
y observar de esta forma, la esmeralda
joya más verde que todas las de su esfera.
No la veo y estoy inquieto,
sin quererlo me estremezco
aún con el barco anterior en la distancia
que confunde mis nervios en jadeos.

Navegamos todos,
el dolor, la razón y mi inconsciencia,
las ansias por la vida y el miedo,
la solemnidad de mis palabras
y la locura de mis deseos.
No miro atrás pues os llevo
a todos/as en mi cabeza
sin poder olvidar,
los minutos que año y medio llenan.

Pequeña isla, pantera de plata
esperad que ya llega
el tumulto y el viento,
del nocturno poeta.


miércoles, 13 de febrero de 2013

¡Miserables!

Míseros los que condenan con su avaricia al pueblo,
Inocentes y cobardes los que con migajas se conforman.
Lebreles sabandijas, los que señalan a sus hermanos.
Nadie ya tiene esperanza, pero las cosas llegan, siempre llegan.
Cuando nadie lo espera, el grito de alguién, ese chillido imprevisto de último suspiro,
hace despertar a las mentes con sus cuerpos, a las manos con cus armas, al pueblo con su dignidad
Los que no podemos perder, no tenemos miedo a hacerlo.
Los que no tenemos nada que esconder, nada escondemos
Los que ahora ríen, se ahogarán en su vómito sangriento

No olvidéis una cosa, cuando aumenta mucho la presión, llega un momento que el recipiente explota movido por la energía del contenido. Cada día más cerca, cada día menos tiempo...

domingo, 27 de enero de 2013

Rabia y,… ¿nada más?


Voy por la calle y no veo nada
¿Un destello, una pintada?
¿Toda resistencia quedo silenciada?
¿Qué es lo que queda en nuestra conciencia?
¿Sólo queda rabia?
¿Hay tal incapacidad
de construir algo?
¿Acaso nada que la pena valga?
¿Tan valiosa es nuestra vida,
como para seguirla
aún siendo siempre de rodillas?
Y mientras tanto, consumimos nuestra ira,
unos hinchando su hígado hasta reventarlo
otros, intentando ahorrar dos duros
para luego ser expropiados
Muchos tienen hijos,
pensando que les traerá la felicidad.
Otros con cara de pantalla,
de los años escapan, sin pena y sin gracia
¿Te agarras a un trabajo esclavo?
¿Crees que ahora estarás a salvo?
A ver, ¿cuál es la mentira que vos os contáis?
¿Qué pantomima has inventado
para no verte todos los días en el calvario?
Mis palabras, dicen algunos, son duras.
Perdonad, más dura es vuestra existencia
y la vivís con indolencia.
¡Ah sí! Hazte otro máster, seguro cuando salgas
las cosas se habrán recuperado
¡Ah no! Sal al extranjero, muchas oportunidades
y ningún enredo.
Todo lo que aquí no ves
por lugares lejanos crece
madura, y los frutos puedes recoger
¡Venga va! ¿Quién da más?
¿Cuál es la siguiente frase
que haga esconder esta barbarie?
Pero no pasa nada,
cada día vuelvo a casa con ganas de llorar.
Mañana, será otra cosa,
un camino lleno de rosas
que me permitan descansar.

martes, 22 de enero de 2013

Libertad

A lo largo del camino he encontrado muchas cosas
Flores, cuellos, botellas, noches, personas, sueños
He subido y bajado montañas, recorrido bonitos lugares
Visto amaneceres, atardeceres, desiertos y nieves
He trabajado duro con poca recompensa
He ganado mucho sin apenas arriesgar
He perdido todo y lo he vuelto a recuperar
Pero de todos los tesoros, de todas las joyas
Una cosa hallo yo en mi persona, que jamás podré borrar
Un fuerte sentimiento, luchado durante tiempos
Buscado hasta con dinero, llamado libertad
Esa preciosa piedra, que no es roca, ni es cristal
Guardada en aquel cofre, llamado utopía
Sé que existe y nadie lo puede negar,
Puesto que con ella vivo,
Despierto y dormido; sobrio y ebrio; y a veces, maldito.
No me la quito de la cabeza, no puedo,
Por más que me la quieran arrebatar,
Cada día, encuentro más motivos por los que volar.

Cuando cien mercaderes digan, que todo tiene un precio
Cunado mil sacerdotes recen, qué es pecado
Más confirmado estará en mi conciencia.
Criminal que marcaste heridas
Asesino del esfuerzo, vampiro de los sudores
Que brotaron de mis manos,
Como callos,
Arados entre la piel,
Robarás muchas cosas, plusvalía y mucho más.
Pero nunca buscarás lo que desconoces,
No tendrás lo que no comprendes.
Hay cosas, pequeño esbirro
Que ni con todo un Potosí
Se mostrarán ante ti,
Con su verdadero semblante.

Hace falta más que una cuna elegante
Para dulces de tan alta clase, poder apreciar.